FANDOM


Los Cazadores de mitos generalmente comprueban el mito en dos pasos. En primer lugar se intentan recrear los hechos tal cual se describen en el mito, en los primeros episodios se llamaba a esto «repetir las circunstancias para reproducir los resultados».[2] Esto implica que el equipo intenta repetir exactamente las situaciones que se relatan en el mito, para ver si los resultados afirmados ocurren. Si falla intentan ampliar los parámetros para que se produzcan los resultados descritos. Muchas veces la ampliación de parámetros se realiza hasta extremos imposibles en la realidad, de forma que quede demostrada la imposibilidad del mito.

Aunque no existe un procedimiento específico que siga el equipo en términos físicos, la resolución de la mayoría de los mitos implica la construcción de objetos y máquinas para estudiar el mito. Entonces Jamie y Adam hacen uso de su extenso conocimiento en ingeniería y construcción para desarrollar complejos dispositivos mecánicos con los cuales realizar los experimentos, para ello utilizan su propio taller y a menudo es necesario también construir los escenarios para simular las situaciones del mito. Las acciones humanas a menudo son sustituidas por dispositivos mecánicos por razones de seguridad, para asegurar la exactitud o lograr regularidad en las acciones que se tienen que repetir. Los métodos para comprobar los mitos generalmente se ejecutan de manera que produzcan efectos visuales espectaculares,[3] lo que normalmente implica explosiones, incendios o choques de vehículos. Por lo que los mitos o pruebas que requieren explosivos, armas de fuego y colisiones de vehículos son relativamente frecuentes.

Algunas veces los miembros del equipo (generalmente Adam y Jamie) llevan a cabo entre ellos una competición amistosa para ver quien es capaz de conseguir la resolución antes, con mejor resultado o de manera más ingeniosa. Esto es más corriente en mitos cuyos detalles son algo difusos o son complejos de realizar y necesitan de la construcción de artilugios para conseguir el objetivo, por ejemplo en el caso del método para encontrar una aguja en un pajar o construir un planeador de hormigón.

Los experimentos se realizan en ocasiones dentro del taller de efectos especiales, pero a menudo el equipo necesita realizarlos en el exterior. Muchas de las pruebas realizadas en el exterior se realizaron en el mismo aparcamiento de M5. Un contenedor de carga situado allí sirvió de cámara de aislamiento para muchos de los experimentos peligrosos. A medida que la audiencia y los ingresos aumentaron se pudieron hacer desplazamientos a otras localizaciones e instalaciones especializadas para determinados mitos.

Los resultados se establecen con mediciones científicas apropiadas para cada experimento. Algunas veces los resultados pueden ser reflejados en mediciones numéricas, usando aparatos científicos corrientes como termómetros para la temperatura o multímetros para medidas de la electricidad. Cuando los resultados no se pueden plasmar numéricamente el equipo utiliza diversos métodos para hacer observables los efectos. Cuando se examinan las consecuencias físicas sobre el cuerpo humano que resultarían demasiado peligrosas para la integridad física de las personas, los cazadores de mitos usan objetos equivalentes. Al principio usaban principalmente maniquíes de pruebas de choque (normalmente uno al que llamaron Buster) para evaluar los posibles traumas. Posteriormente se utilizaron también cadáveres de cerdos para simular mejor la carne, huesos u órganos humanos. Además algunas veces se han hecho moldes de cuerpos humanos o partes de ellos con gel balístico, con huesos reales o simulados en el interior para reproducir efectos en partes del cuerpo específicas.

Para poder determinar los resultados visualmente o simplemente para aumentar la espectacularidad de las imágenes se usan cámaras de alta velocidad en los experimentos y estas imágenes se han convertido en un de los sellos de distinción del programa. Apareciendo frecuentemente este tipo de secuencias de objetos que se mueven muy deprisa frente a una escala de medición para determinar la velocidad de los objetos.

Las pruebas largas son editadas a menudo para que su desarrollo se ajuste a la duración del programa de televisión, lo que puede dar la impresión de que los resultados se obtienen de pocas repeticiones o con una base de datos más pequeña de la que realmente hay. Durante el especial de Secuencias eliminadas se afirma específicamente que las pruebas de los mitos y los experimentos se repiten muchas veces y de varias formas diferentes que son imposibles de plasmar en su totalidad durante el programa. Desde el inicio de la quinta temporada se incluyó en los episodios un aviso a los espectadores de que si querían ver las escenas no incluidas de los experimentos estaban disponibles en la página web del programa, además de algunas pruebas adicionales. Aunque Savage ha declarado que no siempre intentan conseguir un número de resultados tan grande que descarte definitivamente cualquier sesgo estadístico.[4]

En respuesta a las críticas recibidas por sus métodos o resultados en algún episodio anterior,[4] el programa ha hecho varios episodios de revisión, en los que el equipo repetía las pruebas o utilizaba un método diferente para obtener nuevos resultados si las reclamaciones recibidas tenían una base suficiente. En estos episodios unos pocos mitos han cambiado el resultado del experimento porque originalmente se había cometido algún error o no se había tenido en cuenta algún parámetro, pero la mayoría de los mitos que se revisaron obtuvieron la misma conclusión que la primera vez.

Existen varios mitos de la cultura popular que los Cazadores de Mitos rehusaron examinar. Unos son los relativos a conceptos paranormales como extraterrestres y fantasmas que no son susceptibles de ser sometidos a las pruebas del método científico. Otros mitos que se han evitado son los que atentan contra la integridad física de animales o personas, o que no pueden ser comprobados en forma segura. Tal fue la ocasión en que los protagonistas se negaron al final a verificar la creencia de que un perro caniche revienta al ser secado en un horno microondas después de bañarlo, a pesar de haberlo anunciado al principio del programa sobre los mitos de los microondas. El libro MythBusters: The Explosive Truth Behind 30 of the Most Perplexing Urban Legends of All Time brinda una lista de otras doce leyendas urbanas que fueron rechazadas (aunque, a pesar de todo, tres de ellas se hicieron finalmente).

¿Confirmado, Posible o Cazado? [editar]Editar

Al final de cada capítulo cada mito es clasificado como Confirmado, Posible o Cazado:

Confirmado

Cuando el mito resulta ser verdadero. Los Cazadores de Mitos son capaces de recrear el resultado esperado con las circunstancias originalmente descritas. Un mito también puede ser confirmado mediante documentación histórica que demuestre que el hecho realmente ocurrió.

Posible

Este criterio se utiliza cuando un mito es posible aunque poco probable, o cuando existe evidencia documentada que sin embargo no ha sido posible replicar por los Cazadores de Mitos. También cuando los resultados deseados no se obtienen con la situación exacta descrita en el mito, pero se consiguen expandiendo los parámetros originales dentro de margenes razonables, o sea, si las circunstancias requeridas para que el mito funcione no son prácticas, pero sí posibles, o por la necesidad práctica de establecer parámetros adicionales que pueden o no haber sido parte del mito original. Este criterio fue usado a partir de la segunda temporada.

Cazado

Aplicado cuando el mito resulta ser falso o imposible. Cuando el resultado no puede ser reproducido con los parámetros originales, ni siquiera al exagerándolos razonablemente, o sucede con parámetros tan inusuales que la probabilidad de la validez del mito es insignificante o totalmente imposible.

Ocasionalmente los Cazadores de Mitos le han dado más de una de estas calificaciones a un mito. Por ejemplo en "Balas Perdidas" evaluaron si una bala disparada hacia arriba puede luego caerle al tirador y matarlo. Le dieron al mito las 3 calificaciones posibles: cazado, posible y confirmado. Cazado porque demostraron que las balas disparadas al aire de forma completamente perpendicular al suelo caerían a una velocidad no letal. Posible porque es mucho más probable que el tirador dispare con un ligero ángulo, donde la bala mantendrá su trayectoria balística y es potencialmente letal al caer, aunque no para el tirador sino para los que le rodean. Y confirmado debido a la existencia de muchos registros de balas perdidas que han matado así a gente. De hecho la mayoría de las municipalidades prohíben expresamente disparar al aire por esta razón.

Cuando los cazadores de mitos recibieron reclamaciones de sus fans en su foro de discusión en la red, u otras fuentes, diciendo que los experimentos fueron mal realizados o incompletos, el programa revisó varios mitos examinándolos de nuevo. Hasta octubre de 2009 hubo un total de seis episodios dedicados sólo a la revisión (episodios 19, 52, 60, 65, 79 y 91) donde se llevaron a cabo nuevos métodos de prueba o distintas fuentes de información. Hasta la fecha la calificación de cazado se revocó cuatro veces, pasando tres a posible y una a confirmado. El mito del "Cañón de pollos" pasó a ser posible. En "¿Qué es más húmedo?", donde se estimó al principio que corriendo bajo la lluvia nos mojamos más que si se anda, se invirtió el resultado al usar lluvia natural en lugar de artificial confirmándose la creencia. Se puntualizó el resultado inicial obtenido en el mito sobre si se gasta más gasolina conduciendo con las ventanas bajadas o usando el aire acondicionado. Se estableció en la revisión que es más eficiente ir con las ventanas bajadas a velocidades inferiores a 80 km/h y usar el aire acondicionado a velocidades superiores, quedando como posible. También pasó a ser calificado como posible el mito de que un francotirador puede matar a otro apuntando al visor de su teleobjetivo y atravesarlo de un tiro. El resto de los mitos clasificados inicialmente como cazados conservaron tal calificación en la revisión. Además el mito del auto que pasaba detrás de un avión a reacción de línea y se volcaba por la fuerza que ejerce el motor del turborreactor acelerando a fondo, que había sido calificado inicialmente como posible se cambió a confirmado cuando usaron el avión entero.